A cinco años del Viernes Negro del poker

By | 15 abril 2016

El viernes 15 de abril de 2011, el poker online cambió para siempre, dejando a miles de jugadores afectados y a muchos directivos de empresas encarcelados o huyendo de la ley.

Si hay un día marcado a fuego en la historia de la industria del juego online y en particular en la del poker online, ese día sin lugar dudas es el viernes 15 de abril de 2011, conocido popularmente como el Black Friday o Viernes Negro. Hoy se cumplen cinco años desde que el poker online cambió para siempre.

¿Pero qué hay detrás de este fatídico día en el que las autoridades estadounidenses decidieron bloquear el acceso a millones de jugadores a las múltiples salas que ofrecían juegos online en los Estados Unidos?


Repasemos brevemente cómo comenzó todo. En el año 1998, Planet Poker crea la primera sala online del mundo que ofrecía la posibilidad de jugar al poker online con dinero real, la industria comenzó a crecer rápidamente siguiéndole el paso a Internet, y fueron muchas las empresas que se sumaron al poker online. Una de esas salas tomó la delantera rápidamente, PartyPoker pasó a dominar el mercado y se transformó en la sala número 1 del mundo.

Pero lo que parecía que era un crecimiento sin techo para el juego online, se transformó en pesadilla el 30 de Septiembre del 2006, cuando el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley SAFE Port Act, que en uno de sus artículos incluía la tan odiada Ley UIGEA (Unlawful Internet Gambling Enforcement Act) o Ley de Ilegalidad de las Apuestas en Internet, entrando en vigor y prohibiendo de facto la participación a sus ciudadanos en juegos de apuestas a través de Internet, incluido el poker online.

Muchas empresas de la industria decidieron restringir el acceso a los jugadores estadounidenses (el mayor mercado de jugadores de poker online). Salas muy populares en aquellos años como la líder mundial PartyPoker o su competidora 888poker, decidían abandonar el mercado estadounidense, pero otras, como la pequeña PokerStars o Full Tilt, continuaron funcionando, ya que según su interpretación de la ley, ellos no cometían ningún delito.

Esta situación cambió por completo la industria del poker online. Ya que el vacío que dejaron las grandes salas, fue llenado rápidamente por PokerStars y Full Tilt, que casi de un día para otro se convirtieron en los gigantes que conocemos hoy en día.

Pero según la física, todo lo que sube tiene que bajar, y el viernes 15 de abril de 2011 todo estalla. El Black Friday ha llegado y el FBI interviene las salas de poker que operan en suelo estadounidense congelando más de 500 millones de dólares que los jugadores tenían depositados en dichas salas, además multando fuertemente a las empresas por estar años operando ilegalmente en su territorio.

Esto no solo tuvo repercusión dentro de Estados Unidos, millones de jugadores de todo el mundo jugaban en dichas salas, juntando cientos de miles de jugadores simultáneamente en hora pico, creando un tráfico que no se ha vuelto a repetir. El Black Friday había llegado para quedarse.

El Viernes Negro destruyó el juego online como lo habíamos conocido hasta ese momento, con la prohibición que actualmente sigue vigente en suelo estadounidense. Algunas de las secuelas fueron directivos encarcelados o escapando de la ley, y salas multadas y vetadas en suelo estadounidense.

Fuente: CardPlayer LA