El factor M, Q y el sistema de zonas en los torneos de poker

By | 11 Septiembre 2013

factor M torneos de pokerEs bastante común en los torneos de poker oír hablar del “Factor M” y del “Factor Q”,  incluso algunas calculadoras de poker calculan uno de esos dos factores y le ofrecen ese dato al usuario.

Pero no todos saben que significa cada uno de esos coeficientes y de qué manera nuestro juego debe adaptarse a ellos.

¿Qué es M? Es simplemente la razón entre tu cantidad de fichas y la suma de las ciegas y los antes. Es un número crucial y deberías tener facilidad para calcularlo rápidamente. No es necesario saberlo con dos o tres decimales, pero es importante tener una buena aproximación de tu M. Aquí van algunos ejemplos:

Ejemplo 1: Quedan 9 jugadores, las ciegas son de 10$/20$ y las antes de 2,5$. Tienes 160 fichas. ¿Cuál es tu M?

Con 9 jugadores restantes, las antes suman 22,5 y las ciegas suman 30, lo que hace un total de 52,5 por mano. Tu M es 160/52,5 = 3,04. Aproximadamente 3.

Ejemplo 2: Quedan 10 jugadores, las ciegas son de 50$/100$ y las antes son de 10$. Tienes 1.700 fichas. ¿Cuál es tu M?

Ahora cada bote inicial tiene 10*10$ + 50$ + 100$ = 250$. Tu M, entonces, es 1.700$/250$ = 6,8. Aproximadamente 7.

Ejemplo 3: Las ciegas son 300$/600$ y las antes son de 50$. Quedan 8 jugadores. Los cuatro jugadores que actuarán después de ti tienen las siguientes cantidades de fichas:

Jugador A: 15.000 $

Jugador B: 7.500 $

Jugador C: 4.000 $

Jugador D: 22.500 $

¿Cuál es el M de cada jugador?

Conocer tu M es bueno, pero lo mejor es conocer, aproximadamente, el M de cada uno de los jugadores de la mesa, en especial de los que actúan por detrás de ti, de manera tal de tener una idea de la presión que están ejerciendo las ciegas y antes sobre ellos. En este caso, la suma de ciegas y antes es de 1.300 $ por lo que el cálculo es el siguiente:

Jugador A: 15.000$/1.300$ = 11,53; aproximadamente 12.

Jugador B: 7.500$/1.300$ = 5,76; aproximadamente 6.

Jugador C: 4.000$/1.300$ = 3,07; aproximadamente 3.

Jugador D: 22.500$/1.300$ = 17,3; aproximadamente 17.

Lo que te dice M es el número de vueltas a la mesa que puedes sobrevivir antes de morir de inanición, asumiendo que no entras a ningún bote. Es un número muy importante y es necesario tenerlo claro al final de los torneos.

En la medida en que tu M disminuye, debes jugar de forma más agresiva. Pero esa agresividad debe ser selectiva, y existen manos que pueden ser jugadas si se tiene un M alto; pero no son nada recomendables con un M bajo. Ese número debería ser el factor que domine y gobierne tu estilo de juego en las fases finales de los torneos.

La idea del factor M es conocida en el poker desde hace mucho tiempo; pero los jugadores no tenían un nombre para ella, hasta que Paul Magriel comenzó a llamar la “M” y fue un nombre que se consolidó con rapidez.  Paul Magriel es un gran jugador de backgammon, campeón mundial en 1.978, cuyo libro Backgammon revolucionó ese juego en los 70 y está todavía considerado como el libro de texto para todos los principiantes. Alrededor de 1.990 se dedicó al poker, con mucho éxito, y está considerado un gran jugador y “pensador” del poker.

¿Qué es Q?

Es la razón entre tu cantidad de fichas y el número de fichas promedio del resto de jugadores. Por ejemplo, si tienes 1.000 fichas y el número promedio de fichas es 250, tu Q es 4.

Calcular Q en juegos presenciales puede ser complicado ya que el promedio de fichas es más difícil de conocer; pero en torneos en línea es muy fácil. Veamos un ejemplo.

Ejemplo 4: Tienes 6.000 fichas. El torneo empezó con 65 jugadores, cada uno de los cuales tenía inicialmente 1.000 fichas. Sólo quedan 20 jugadores. ¿Cuál es tu Q?

Hay 65.000 fichas en juego y quedan 20 jugadores; por lo que el promedio es 3.250 fichas. Entonces tu Q es 6.000/3.250 = 1,84

El factor Q te da una idea de donde estás parado en el torneo, en relación a los demás jugadores. Un Q alto te indica que puedes jugar de forma conservadora. Un Q bajo, en cambio, te está diciendo que debes apurar un poco el paso.

Si M te indica que puedes ser conservador; pero Q te dice que debes jugar de forma más agresiva, siempre es mejor seguir las indicaciones de M.

El sistema de las zonas

Este sistema indica que un torneo de Hold’em sin límite está dividido en 5 zonas, dependiendo de la comparación de tu número de fichas con el tamaño de la ciegas y antes. Dependiendo de M.

En la medida en que desciendes de zona, tu juego se vuelve más restringido y pierdes la habilidad de jugar en ciertos estilos o de hacer determinadas jugadas. Veamos cuáles son esas zonas y como deberían afectar a tu juego.

La zona verde: Tu M es 20 o superior. Es la zona en la que quieres estar durante todo el torneo. Todos los estilos te son accesibles. Puedes ser conservador, agresivo o súper-agresivo y cambiar a otros estilos cuando lo consideres apropiado. Todas las jugadas están a tu disposición. En la zona verde eres un jugador con todas las opciones a su disposición, y vale la pena asumir algunos riesgos para permanecer allí.

La zona amarilla: Tienes un M comprendido entre 10 y 20. Si pasa de la zona verde a la amarilla, pierdes, en cierta medida, la capacidad de jugar de forma conservadora. Las ciegas empiezan a hacerte daño, por lo que debes relajar tu juego. Puedes ser agresivo, o extremadamente agresivo, pero debes empezar a hacer jugadas con manos con las que un jugador conservador no entraría.

La zona naranja: Tu M está comprendido entre 6 y 10. Aquí pierdes la capacidad de hacer algunas jugadas que requieren de una cantidad razonable de fichas para tener éxito.

Por ejemplo, un jugador en primeras posiciones sube dos o tres veces el valor de la ciega (2X-3X). Sabes, por experiencias pasadas, que está intentando robarse las ciegas. Pero antes de que la acción llegue a ti, otro jugador hace una subida. Piensas que, probablemente, ha visto lo mismo que tu, y sabe que no necesita una gran mano para llevarse ese bote. Si tienes una mano, que no hace falta que sea muy buena, puedes volver a subir e intentar llevarte tu ese bote. El primer jugador se retirará, casi seguro, y si tu subida es importante y tienes más fichas para respaldarla, el segundo jugador puede que también.

Pero para hacer este tipo de jugadas necesitas tener muchas fichas en relación al bote. Si tienes que ir al All In para hacer esta movida, el segundo jugador puede verse tentado a aceptar la apuesta, basándose en que no te quedan más fichas que puedan empeorar su situación.

Por supuesto, en esta zona, debes jugar con más agresividad que en las zonas anteriores.

La zona roja: Tu M es inferior a 5. En la zona roja has perdido toda tu capacidad de hacer una apuesta que no sea un All In. Si haces una apuesta inferior, esta consume una parte tan importante de tus fichas que estás comprometido de todas formas. En ese caso, es mejor ir al All In, ya que te da la posibilidad de ganar el bote con tu primera apuesta.

Si tu M es inferior a 3, en la mayoría de los casos tu All In no será suficiente para echar a los demás jugadores del bote. Esta combinación de tu debilidad y las pot odds, normalmente hará que al menos un rival vea tu apuesta.

La “zona de la muerte”: Tu M es inferior a 1. En esta zona, aparentas estar vivo en el torneo, pero no lo estás. Ya eres sólo un fantasma, sólo estas esperando que te expulsen.

No debes permitir que las ciegas te empujen a esta zona. Tu probabilidad de sobrevivir es tan remota que hubiera sido mucho mejor intentar una movida con anterioridad. Normalmente se llega a esta zona por accidente: Haces un All In contra alguien que tiene una cantidad de fichas sólo ligeramente inferior a la tuya, pierdes, y ¡Sorpresa! Te encuentras en esta situación. Demás está decir que tu única opción es el All In.

Es bueno conocer estos conceptos y saber cómo trabajan. Y es bueno familiarizarse con su utilización si juegas torneos presenciales. Pero si juegas en línea, hay calculadoras que te informan continuamente de tu M, tu zona y la del resto de jugadores.